Para pensar este fin de semana

Putin presentó en plena invasión de Ucrania  un misil de propulsión nuclear con alcance ilimitado y “trayectoria impredecible”, el cual es capaz de viajar largas distancias sin ser interceptado y que es muy similar a los Tomahawks que fueron lanzados hacia Siria por parte de Donald Trump.

Y por último, el presidente ruso mostró un nuevo submarino autónomo impulsado por energía nuclear, el cual, según Putin, es el submarino no tripulado más rápido del mundo, incluso supera en velocidad a los torpedos y tiene la capacidad de transportar armas convencionales y nucleares.

En Roman paladín el comodín nuclear respalda la jugada rusa y como empiece otra pantalla de este conflicto lo de la III G.M. va a estar en boca de todos, se impone que la UE y EEUU convenzan a Zelenski que ceda a la presión de Putin por el bien de su población y lo que queda de sus edificaciones e infraestructuras que luego el resto del mundo le ayudará a reconstruir el país y economía. Tras este acuerdo vendrá uno mayor entre la Comunidad Internacional y Rusia donde a cambio de la neutralidad en las repúblicas limítrofes Putin no vuelva a sacar a sus tropas de paseo fuera de su país. Vaya a ser que Putin se venga arriba y crea que todo el monte es orégano, a la próxima invasión donde invada será adherido a la OTAN en 24 horas y por supuesto Rusia de nuevo aislada y considerado enemigo todo aquel país que preste colaboración del tipo que sea.

 

Advertisements

3 comentarios

  1. Como siempre tus comentarios son sensatos,esto se debe arreglar por la vía diplomática y tienen que ceder los dos, más Ucrania,está en vida su pueblo.Pero yo hago una pregunta a occidente co el ahogamiento a Rusia,y sí Rusia sale del tratado nuclear?y si Rusia se ve tan ahogada que vende cabezas nucleares a terceros,a países, grupos terroristas,que pasaría si ellos las usarán,como el Isis,que pasaría?es un tema que debe tenerse en cuenta y da mucho miedo.

Los comentarios están cerrados.