Ibex parece que se mantiene a flote con un mercado semisumergido

La diferencia es ficticia claro dado que el IBEX no llegó a hacer la vuelta alcista completa a máximos de febrero 2020 pero al menos nos mantenemos pese a nuestra debilidad y más hoy acompañando la banca  a la baja a nuestro mercado.

Ahora estamos a la espera de los requisitos que nos vaya a poner la UE/BCE para ser beneficiarios de las ayudas antifragmentación para evitar otra crisis PIGS , es decir, qué tenemos que hacer para que nos rescaten nuestra deuda pública permitiéndonos que la coloquemos en condiciones “especiales” porque sin aceptarlas no nos van a ayudar, ahí están los frugales vigilantes para que ello no ocurra. El Gobierno tiene que poner negro sobre blanco correcciones para mejorar nuestras cuentas públicas y además de forma creíble y realizable en el corto plazo, no brindis al sol para hacerlo en un futuro indeterminado.

Técnicamente nuestro Ibex está bajo la sucesión de mínimos decrecientes desde el año pasado y aún respetamos con más holgura que Europa los mínimos de octubre 2020 y marzo 2022 cuya rotura nos parecerá entrar en territorio comanche. Ahora mismo tenemos la mirada fija en los máximos del rebote de junio 2020, por encima bien, por abajo peligro.

 

Advertisements