El bancario español le revienta el 8000 al Ibex

Vaya sesión nos está dando los “banquitos” españoles tenemos con más de un 10% a la baja  a tres ,  dos entre el -5%-6% y solo escapa de la quema de hoy Unicaja. Un desastre que se podría complicar más si el jueves Goldman Sachs y JP Morgan fallan.

Hemos perdido mínimos anuales de este año y del anterior, el subindice  bancario está atacando niveles preocupantes, vamos que nuestra vela mayor la hemos tenido que plegar por rotura de su tela, esperemos que el mástil aguante. Eso lo veremos el jueves, vaya pelos para esperar resultados este sector vital de la RV española. Y encima tenemos a su Sanchidad contando milongas en el estrado explicando el Estado de la Nación.  Culpando a todo lo que sea menos a su pésima gestión y a un gobierno que ha emitido el mayor número de decretos de la historia de la democracia y ha inflado a la Administración hasta niveles insostenibles.

Lo dicho Dios nos coja confesado como lancen los dos grandes bancos estadounidenses un profit warning vaticinando ya que no llegarán a cubrir objetivos previstos para este 2022, ya nos parece que todo lo que no sea esto serán buenos resultados por malos que sean.

Sánchez hoy avisó a la Banca de que les llegará durante dos años un impuesto extraordinario en el discurso de la nación, obviamente ese impuesto los pagaremos nosotros la plebe, todo el que tenga una cuenta en un banco a través de nuevos cargos o incrementos de los ordinarios, cuando la izquierda habla de redistribución de la riqueza y que deben pagar los que más tienen en realidad lo que va a suceder es que las rentas medias y bajas van a ver incrementado sus impuestos, tasas, costes y gastos. Cuando el Estado para quedar bien quiere hacernos ver que va a actuar como Robin Hood para quitarle a los ricos para darle a los pobres, que se cuiden los pobres porque lo que va a hacer es que paguen más para repartirlo entre ellos mismos.

La izquierda siempre ve el santo grial en los impuestos porque ni saben ni entienden de números, cuando lo correcto es actuar en el sentido contrario, incentivar con premio fiscal a quienes más contraten y más servicios sociales aporten, así se saca más de las empresas que ir a por su caja, si se va a por su dinero la solución es fácil, incrementar el ingreso para pagar el gasto.

Tontería del postureo de izquierda de su sanchidad hoy pues ha costado más miles de millones a los ahorradores que lo que pretende recaudar, la izquierda estúpida que tenemos en este país cree que en los mercados financieros hay ricos viejos con sobrero de copa y monóculo jugando al monopoly, cuando lo que hay en realidad es el ahorro de los españoles metidos en cientos de vehículos de inversión colectiva tratando de invertir en empresas españolas a cambio de una mísera rentabilidad. Cuando la izquierda habla de empresas cotizadas en bolsa e inversores tiene esa visión de los mercados de principios del siglo XX.

Que hagan números nuestros políticos de tres al cuarto de mercachifle cuanto quieren ingresar de la banca española y cuanto “solo hoy” han perdido los inversores a los que ellos consideran parásitos sociales, cuando los parásitos sociales son ellos. Hoy los populistas entraban en contradicción primero no sabían las medidas que iba a proponer Sánchez y luego tras oírlas se las querían apuntar todas, vamos que Belarra nos vino a decir que todo lo que dijo Sánchez se lo escribió Podemos cuando Yolanda Díaz no sabía nada y ni  tan siquiera aplaudió el discurso de Sánchez.

En temas económico la izquierda es extremadamente torpe no sabe ni las cuatro reglas y creen que cuatro ideas decimonónicas hace uno o dos siglos arreglan el país y lo que hacen en realidad es hundirlo cada vez más.  Servidor no aboga por exonerar impuestos sino por incentivar al ahorro de los mismos a cambio de empleo y aportación a la sociedad, con ello ganan las dos partes, si vamos a asaltar la caja perdemos los de siempre porque lo que nos entra por un lado , sale doble por el otro.

 

Advertisements