El smart-money está muy bajista y el mercado rebota ya demasiado

El smart-money está muy  bajista y el mercado rebota ya demasiado

A los Hedge Funds hay que hacerles el mismo caso que a nosotros los analistas técnicos, tenernos en cuenta como herramientas de trabajo pero no de decisión. Los Hedge Funds han fallado más que escopetas de feria y bastantes han tenido que declarar su bancarrota o mandarle una carta a su cliente para liquide lo poco que resta de su inversión inicial porque la sociedad de capital riesgo que se creó para gestionarlo cierra sus puertas. Las excusas pues las de siempre: volatilidad de los mercados, anomalías imprevisibles de la renta variable, comportamientos de los precios a la inversa de lo esperado por el gestor, minusvalías exageradas fuera de toda estadística, factores exógenos a los mercados financieros, decisiones de autoridades económicas, políticas del gobierno en fin … que todo ha ido mal y no se puede seguir operando porque la liquidez ha desaparecido y se decide cerrar.

Recuerdo cuando el SMART MONEY que se supone representa los hedge funds y las manos fuertes desistieron del mercado alcista en 2014 , dieron por finalizado el bullish en aquel año creo que hasta Soros fue tan de sobrado que le metió la operación corta jamás hecha al SP500 por un particular, y como coloquialmente se dice “se la metieron doblada” porque el SP500 no se detuvo en su subida y los HF pasaron de héroes de otros años a villanos perdían mucho más que los novatos.

Aquí habían páginas que seguían estas sociedades de capital riesgo para estar atentos a sus flujos de caja si entraban por aquí o salían por allá para replicar inmediatamente y claro ya nos diréis si estaban fuera desde hace tanto tiempo con el mercado subiendo. Pero cuidado, nosotros a los HF los tomamos por indicadores del sentimiento profesional pero no del profesional que maneja el dinero de los demás, eso sería un gestor de fondos, estos van por otra vía, sino profesionales al servicio de empresas para beneficio empresarial. Para nosotros es más correcto hablar en un HF de socios o clientes que inversores, porque el que mete dinero en un HF busca ser partícipe de un negocio siendo consciente de la cuenta de resultados, el accionista es el simple tenedor de acciones el cual pretenden venderlas más caras de los que las compró, siendo él el que lo decide sin delegar en nadie la decisión, salvo que lo haga vía fondo de inversión que ya su función la hace un gestor que se supone experto, y digo bien se supone porque los gestores de fondos ganan cuando los mercados suben y pierden cuando bajan, igual que los novatos, salvo cuidado honrosas y excelsas excepciones que los hay no excelentes, sino genios de la finanzas con resultados espectaculares , y para ese viaje pocas alforjas bastan.

La fuente que abajo citamos publica este artículo que creemos de interés para todos, porque nadie en este negocio puede quitar y dar razones ni creer que se tiene más razón que nadie, ni analistas técnicos ni fundamentales, ni manos fuertes, ni institucionales, el único que tiene siempre la razón el Mr. Market. Por lo visto las posiciones cortas son muy altas dado que se concebía o concibe un bear market más extenso y profundo y esto no está teniendo lugar, sobre el 25% de mínimo anual del SP500 este se ha girado y ha dejado fuera de gente a los Hedge Funds y como los mercados americanos rompan las bajistas principales los van a asustar y de verdad porque se puede volver a repetir la historia. Que cada uno saque sus propias conclusiones tras leerlo.

Los fondos de cobertura se están volviendo cada vez más escépticos sobre este gran repunte que estalló en medio de un mercado bajista.

Las posiciones cortas netas frente a los futuros del S&P 500 por parte de los fondos de cobertura alcanzaron un récord de 107.000 millones de dólares esta semana, según los cálculos de Greg Boutle, jefe de estrategia de acciones y derivados de EE. UU. en BNP Paribas. Acortar los futuros del S&P 500 es una forma común de apostar contra el mercado de valores en general, pero también podría ser parte de una estrategia de cobertura.

Las apuestas bajistas se acumularon mientras el S&P 500 subía durante cuatro semanas consecutivas, rebotando más del 17% desde su mínimo de 52 semanas del 16 de junio. Los datos económicos que apuntaban a una disminución de las presiones sobre los precios reafirmaron la creencia de que la Reserva Federal está controlando la inflación.

“A pesar de lo poderoso que ha sido el repunte del mercado, se lo ve con un escepticismo sustancial”, dijo Mark Hackett, jefe de investigación de inversiones de Nationwide.
Dado el posicionamiento defensivo masivo, algunos fondos de cobertura se han visto obligados a cubrir sus apuestas cortas ya que las acciones continuaron subiendo, alimentando aún más el repunte a corto plazo.

Desde el mínimo de junio del S&P 500, los vendedores en corto terminaron cubriendo $45.5 mil millones de sus posiciones cortas, según S3 Partners. La mayor cantidad de cobertura corta en dólares se produjo en los
sectores tecnológico y de consumo discrecional.

“Esto puede indicar que las instituciones están viendo los recientes movimientos alcistas del mercado como un ‘repunte bajista’ y esperan un retroceso en los precios de las acciones en todo el mercado si la recesión continúa o empeora y la Fed se ve obligada a subir las tasas más alto o más rápido que esperado”, dijo Ihor Dusaniwsky, director gerente de análisis predictivo en S3 Partners.

Muchos en Wall Street creen que las señales de que los datos de inflación están llegando a su punto máximo pueden no ser un catalizador suficiente para que el repunte tenga un poder duradero.

“Creemos que necesitaríamos ver una mejora mayor y más persistente en la perspectiva macroeconómica, para impulsar una reasignación a mayor escala del dinero institucional hacia las acciones”, dijo Boutle.

FUENTE

Advertisements