Del juego ecologista, al precipicio energético

Bajo este sugerente título se nos demuestra como Europa producía hace 30 años mucho más gas natural que Rusia y se nos inculca que debido al crecimiento de presuntos valores ecológicos en la política europea, nos volvimos muy estrictos en la restricción de explotación de dichas reservas naturales hasta casi reducirlas a cero, reemplazando dicha explotación por la importación. Desgraciadamente, lo que no se explica es que fue gracias al gas ruso, mucho más barato que el “made in Europe” como Europa logró competitividad industrial y un rápido crecimiento económico y empresarial, haciéndonos dependientes del mismo hasta sus últimas consecuencias que Europa sufrirá este invierno…




Advertisements

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.