El bancario español no fue tampoco una excepción

El bancario español no fue tampoco una excepción

Al llegar a la bajista anual y rozar la EMA 200 el sectorial recogió enseguida  y lo que esperamos es que siga respetando los máximos del 2020 tras los mínimos de marzo y octubre claro. Nos vale también casi mejor los primeros máximos del 2021 donde si trazamos una horizontal vemos que ahí está situado el papel en el sector, un sector absolutamente lateral donde cabe en el rango 20 meses consecutivos con un amago de rotura al alza que luego tuvo como respuesta una vuelta bajista completa al soporte.

Por el momento nada, mientras no rompa la EMA y la directriz bajista de este año mejor esperar a ver si el soporte responde otra vez. Seguimos manteniendo que no estamos en un contexto hostil al sector bancario las siguientes subidas de tipos hará subir sus márgenes y como la gente necesitará a la fuerza extender su tarjeta de crédito para poder terminar el mes, la inflación tampoco tiene porque ser un hándicap.

 

 

Advertisements